Libranda: ángeles y demonios

Libranda es una plataforma de distribución de libros electrónicos promovida por tres grandes editoriales y que venderá sus libros, protegidos con Adobe DRM, a través de las páginas webs de las librerías.

Dicho esto debo añadir que aunque es una gran noticia su puesta en largo para el sector del libro,  los lectores no deberiamos sobredimesionar esta plataforma porque será invisible para los compradores. Las librerías seguirán siendo las protagonistas de nuestras compras de contenidos (libros o ebooks).

En todo caso, y vista la pasión que ha despertado Libranda y la multitud de comentarios (no muy elogiosos en muchos casos), se me ha ocurrido que esta plataforma tienen tantos puntos buenos como malos, que recojo a continuación, aunque estoy seguro que muchos de sus problemas derivan de una mala gestión de la comunicación online.

Ángeles

  • Es una gran noticia para el sector editorial, que por fin tiene una solución viable y realista al reto de los eBooks, y una gran noticia para los lectores, que finalmente tendrán una oferta sólida de contenidos electrónicos que realmente despierte su interés.
  • Es un gran proyecto fruto del trabajo colaborativo entre 3 grupos que ha limado sus diferencias para sacar adelante una plataforma que les beneficia a los tres.
  • Es el pistoletazo de salida para el cambio de paradigma en el sector editorial. El libro electrónico ya no es es el futuro de la edición, hace parte de su presente.
  • Supone un gran impulso de promoción a las librerías online y la posible mejora de las páginas de compra de libros beneficiará a los usuarios/lectores/compradores.
  • Libranda ha obligado a muchas editoriales a comenzar a hacer los deberes y a actualizar sus procesos de cara a mejorar las estructura y la eficiencia en la producción de contenidos. Esto, a la larga, hará que los lectores tengamos mejores libros a menor coste.
  • Libranda ha propiciado un frutífero debate online y offline que está siendo muy enriquecedor para todo los agentes del sector.
  • Libranda es una solución local a un problema global.

Demonios

  • Libranda es una mala noticia para la edición independiente puesto que al ser una plataforma impulsada por los grandes, en interés de los grandes, difícilmente responderá a las singularidades de la edición independiente y además copará el naciente mercado.
  • Los responsables de Libranda han creado una expectativa que quizás no han sabido responder. El primer día, una fecha tan crucial en un evento web, no tenían todos los títulos que prometían y la mayoría no estaban disponibles en las páginas de compra.
  • Su gestión de la comunicación online no ha sido óptima. No han usado ningún canal para explicar el proyecto a los lectores, más allá de la página web, dónde no a cabía ninguna posibilidad de diálogo; y tampoco se lo han explicado a los bloggers y a los líderes de oponión en la red. Se ha gestionado un proyecto online como si fuese uno offline.
  • Deberían haber sido más rigurosos y haber impuesto unas condiciones mínimas a las páginas que iban a vender sus libros puesto que algunas de ellas han sido, y serán, las responsables de algunos malos comentarios este primer día puesto que la usabilidad de las páginas de algunas librerías online es deficiente.
  • Haber optado por el DRM era un mal necesario pero quizás deberían haber explicado mejor a sus lectores el por qué era un mal necesario. Ahora simplemente enfrentan al comprador a un proceso engorroso y penalizador que él no entiende después de haber pagado por el libro.
  • Se han concedido un excesivo protagonismo que deberían haber tenido las librerías, y esto ha propiciado que muchos internautas se dirigieran a su página con la intención de comprar un libro electrónico y que se marcharan con la frustración de no haberlo podido hacer.
  • La página de Libranda es confusa y algo que debería haber sido un weblog para dialogar y explicar el proyecto a la comunidad, es en realidad un página corporativa con sospechoso parecido a una librería online y con un absurdo e inútil botón de compra.
  • Libranda es una respuesta demasiado “localista” a una oportunidad global.

Creo sinceramente que muchas de las críticas contra Libranda son injustas para las librerías, que son las que al fin y al cabo tendrán que vender los libros, y para los editores, que han confiado en la plataforma la gestión de su catálogo. Algo que debería haber sido una gran noticia se está convirtiendo en una bola de nieve negativa que será perjudicial para los agentes que estamos implicados en este sector y si se le sigue dando la espalda a los lectores el esfuerzo económico será en balde y terminaremos promoviendo los “mercados paralelos” del libro.

Anuncios
Publicado en Edición | Etiquetado , , , , | 37 comentarios

José Saramago ha muerto

José Saramago 1922-2010

Tenía en mente hace tiempo crear un blog perosnal para decir en más de 140 caracteres aquellas cosas que el Twitter no me permitía y que por estilo no cabían en mis otros blogs. Pero son esas ideas que uno va aplazando y hasta que una mañana de viernes simplemente lees algo que te obliga a ponerte a escribir sin más, desde dentro, puesto que hay noticias que hacen que las ideas se te agolpen en la cabeza mientras el espíritu flaquea.

Desgraciadamente he tenido que montar este blog a la carrera puesto que la muerte de Saramago me sorpendió de golpe y me he quedado muy triste y con la necesidad imperiosa de escribir algo, cualquier cosa.

Recuerdo que la primera novela de José Saramago que leí fue el Ensayo sobre la ceguera en el año 96. La leí de una sentada. Aún no le habían dado el premio nobel (aunque en mi cabeza resonaban las proféticas palabras de mi hermano de que algún día se lo darían) y yo todavía no era estudiante de literatura. En todo caso, quedé maravillado al terminar esa novela que no pude parar de leer, son una de esas experiencias que te pasan cada mucho, muchísimo, tiempo en tu vida de lector. La sensación de que estás leyendo una novedad que pasará a la historia, la sensación de que estás leyendo algo grande y único.

Después vendrían más novelas que me seguirían acompañando durante mi vida como literato primero, luego como filólogo y finalmente como editor, y con los años tuve la fortuna de entrar a trabajar en la editorial que publica sus novelas y ver sus libros por las estanterías de todo el edificio. Y no solo eso. Un día coincidí con él en el ascensor. Obviamente, me puse tan nerviso que no tuve los arrestos para decirle nada pero ese día me sentí especial. Había compartido un cubículo con uno heredero Sterne, Tolstoy o Joyce.

A pesar de todo no soy fetichista, en absoluto, no me llaman la atención ni las fotos con escritores ni sus firmas. Simplemente como apasionado incondicional de la literatura reconozco que hay unos pocos, poquísimos, escritores que simplemente están por encima de lo obvio, son los escritores que explican el mundo con tal fuerza que a veces son capaces de cambiarlo.

Hoy José Saramago ha muerto. Yo estoy triste, el mundo es un lugar menos creativo donde vivir.

Publicado en Literatura | Etiquetado , , | 10 comentarios